viagra natural espana

Ravioles a la genovesa

blogerredas 20 octubre 2010 0


No parlo italiano. Pero como me gusta su gastronomía. Es sin dudas, una de las más exquisitas del planeta. Yo, me considero un enfermo fanático de las pastas. Y si de ellas se trata, mi juicio a la hora de puntuar alguna receta de este estilo, se vuelve bastante pobre. ¿Pero quién me puede decir que los ravioles caseros a la genovesa no son una delicia? A continuación detallaremos como se prepara este apetitoso plato italiano…

Los ingredientes necesarios son para cuatro porciones son los siguientes. Para la pasta: 1/2 kilo de harina, 4 huevos, 4 cucharadas de agua y 1 cucharadita de sal. Y para el relleno necesitarás: 125 gramos de espinacas sancochadas, 125 gramos de albahaca sancochadas, 175 gramos de carne de res molida, 75 gramos de carne de cerdo molida, 70 gramos de mollejas de res sancochadas y molidas, 1 seso de res hervido y molido, 1 cucharada de mantequilla, 50 gramos de pan rallado, 1 cuarto de taza de caldo de carne, 2 huevos, 70 gramos de queso parmesano rallado, sal y pimienta blanca a gusto.

La preparación de la masa es sencilla. Debes mezclar la harina con los huevos, la sal y el agua, hasta obtener una masa uniforme. Extender con el rodillo para formar una capa delgada, sobre la cual colocaremos el relleno en forma de bolitas y dejar un espacio de cinco centímetros entre sí. Luego doblar el sobrante encima de la masa que tiene los rellenos, aplastar los espacios que han quedado vacíos. Cortar los ravioles en cuadrados de cinco por cinco centímetros. Cuando tenga los ravioles cortados echarlos en una olla con agua hirviendo y con sal, cocinar por seis minutos aproximadamente.

Luego prepararás el relleno: colocar la carne de res, de cerdo, las mollejas y el seso en un recipiente, añadir la albahaca y la espinaca ya sancochadas con anterioridad e incorporar las rebanadas de pan previamente remojadas con el caldo de carne. Luego, batir un poco los huevos con el queso parmesano y agregar a la mezcla anterior. Sazonar con sal y pimienta blanca al gusto.

Para la presentación del plato solo escurriremos los ravioles y espolvoreamos con bastante queso parmesano rallado y trocitos de mantequilla.